Español Tailandia - Puerta de entrada a Asia

Mercados flotantes de Damnoen Saduak  y luego en camino a Ayutthaya

Timeline Damnoen SaduakLa siguiente actividad que quería hacer cerca de Bangkok fue visitar un mercado flotante. En mi guía Lonely Planet me encontré con una opción para el Damnoek Sudoak, sin embargo, hubo algunas críticas mixtas en línea críticas terribles. Me tomé mi tiempo preguntándome si ir o no. Al final, el resultado de este pensamiento excesivo fue: perdí la oportunidad de tomarlo el último día que tuve en Bangkok, (porque debe reservarse al menos dos días antes).

Como no iba a darme por vencida, decidí quedarme un día más para hacer esta actividad. La opción era ir de forma independiente, desde la terminal de autobuses, o una gira concertada con una agencia de viajes. Mi contacto de Couchsurfing me aconsejó el segundo, porque el mercado está bastante lejos, más de 90 kilómetros de Bangkok por lo que podría ser demasiado agotador y más largo que esperar para el transporte público. Y entonces, compré a través de mi App de Viator, cuesta £ 27.20. Seis horas de tour de medio día. El operador local es Tour East (TET) Ltd.

El recorrido se inicia muy temprano debido a que el mercado se cierra al mediodía. Me recogieron a las 6:20 a.m. en mi hotel, y después de ser trasladados a un punto central, nuestro grupo salió de Bangkok alrededor de las 7 am. Viajamos sentido suroeste, en un autobús con aire acondicionado durante más de una hora y media. Nuestro guía, cuyo nombre no pude pronunciar ni escribir, nos contó historias sobre las tradiciones tailandesas y cómo la generación joven se está mudando a la gran ciudad para un futuro “mejor” y cómo se pueden perder las tradiciones tailandesas en un futuro cercano. El guía menciono que este tipo de mercados, aunque muy turísticos, pueden desaparecer en el futuro. En el camino, tuvimos una parada de 30 minutos en una pequeña granja de orquídeas y cocoteros  y mercado de souvenirs.

Cuando llegamos a Damnoen Saduak, fuimos trasladados a una lancha rápida de cola larga para darnos un paseo por un área de tierra baja, rodeada de palafitos, esto nos llevó aproximadamente quince minutos. ¡Todavía puedo escuchar el fuerte rugido de ese motor de lanchas rápidas!

Luego llegamos al mercado, donde me encontré muchos puestos de venta con productos similares a los que los que había visto en el mercado de fin de semana de Chatuchak, así como muchos vendedores y restaurantes de comida.

Eran las 10 de la mañana y nuestro guía nos sugirió que tomaran un pequeño paseo en bote por los canales (para 100 baht adicionales durante 30 minutos) allí y luego, ya que está muy lleno después de las 11 de la mañana.

Obviamente seguí su consejo y me uní a uno de los paseos. En el mercado, noté que todos los vendedores son locales, lo que significa que el mercado es muy importante para su economía. La mayoría de los visitantes, como yo, eran extranjeros, pero también podía ver un buen número de los tailandeses. Los puestos ofrecen una variedad de productos; de frutas, bebidas, alimentos, verduras crudas, especias, ropa, recuerdos, artesanías, ¡lo que sea!

Durante esta visita, pude presenciar el verdadero “arte de regatear” si muestras el pequeño interés en un artículo o te atreves a pedirle el precio a uno de los vendedores, ¡entonces las posibilidades de que compres tal artículo están garantizadas en un 98%!   Los vendedores tailandeses pueden ser extremadamente buenos para persuadirlo. ¡Una de mis compañeras de viaje en barco acabade comprar un elefante embarcaciones de madera, de 400 baht, que ella sólo compró debida a la persistencia del proveedor (descontado desde 1200 baht de costo inicial) después de una negociación diez minutos “guerra caliente del centavo”!  lo cual fuee realmente entretenido. El viaje en barco por los canales es sin duda el destacado de todo el viaje, realmente lo disfruté.

Después del paseo en bote, tuvimos una hora para recorrer el resto del mercado. Disfruté de un “brunch” de fideos en uno de los muchos puestos de comida y me senté con dos amables chicas inglesas que hacían el recorrido conmigo. El “brunch” me costó 200 baht incluyendo la cerveza local tailandesa, Singha. Sin embargo, después de que terminamos de comer, fuimos apresuradamente escoltados fuera de la zona, por no decir “expulsados”, ya que estaban apurados en la búsqueda de nuevos clientes, nos reímos y dejamos el área.

Este fue un viaje especial con la verdad, así animo a cualquiera a hacerlo y no hacer caso de los malos comentarios que rondan en internet. Todas las malas críticas que había leído en línea son probablemente de las personas que quieren ser “viajeros” sin seres  “Turistas”, cuando en realidad que es totalmente imposible. Los viajeros “reales” aceptarán lo que viene en su camino, y eso incluye ser “turistas”.
Ese  mismo dio dia en la tarde, llego el momento de regresar a Bangkok, eran las 2pm, así que estaba lista entonces para salir a la siguiente ciudad: Ayutthaya:

 

Ayutthaya es una ciudad histórica, a 80 kilómetros al norte de Bangkok. Fue fundada en 1350, y fue la capital de Siam (nombre antiguo de Tailandia) hasta 1767. El parque histórico de Ayutthaya fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991.

Hay bastantes opciones para llegar a Ayutthaya desde Bangkok, todas dependen de lo cómodo o barato que uno quiera viajar. Mi idea era viajar en tren, pero leí en línea que los trenes eran muy lentos y con frecuencia demorados. Parece que también hay un servicio de minivan que sale del Monumento a Victoria que es más barato y más rápido que los autobuses o los trenes.

Al final, seguí mi instinto y decidí tomar el tren, ya que después de todo no tenía prisa. Me dirijo a la estación de tren de Hua Lamphong Bangkok. Caminé al mostrador “para extranjeros”, el billete de tren a Ayutthaya en segunda clase me costó 15 baht (1.50 £, COP5500), que incluye la asignación de asiento.


El tren salió a la hora muy puntual, a las 3:30 p.m., el viaje duró 1 hora y 40 minutos, sin demoras, asientos cómodos y varios vendedores ambulantes por si me daba hambresita. Absolutamente no hay ningún problema o quejas de mi parte. Fue un viaje memorable para mi.

A mi llegada a la estación de tren de Ayutthaya,  recorde de que todavía no estaba seguro de qué hotel para alojarme, afortunadamente encontre un hotel fenomenal: Silp-PA, la verdad vale mucho la pena, es tan solo a 15 minutos a todos los templos del parque histórico de Ayutthaya y su duena es super amable! ademas para parece un museo!

¡Ese fue mi día! Gracias de nuevo por leer!

 

“Explora, vive, descubre”

 

El amor de Jenny 😊

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: